domingo, 4 de julio de 2010

PIRAMIDES MITOLOGICAS SUBTERRANEAS





Descargá el artículo acá

En 1970, el Dr. Ray Brown, un naturópata (n.t. practicante de medicina natural) de Mesa, Arizona, supuestamente estaba buceando con amigos cerca de las Bahamas, en un área a 20 millas de una fosa submarina denominada La Lengua del Océano.

Durante la inmersión, Brown fue separado de sus compañeros, y al tratar de reunirse con ellos, vio de pronto una forma extraña de pirámide que se vislumbraba contra la luz aguamarina. La pirámide estaba situada a 22 brazas de profundidad, con una altura de 120 pies, de los cuales solo 90 pies se proyectaban fuera de las arenas escurridizas del lecho marino. Brown de inicio quedó impactado por lo pulida y de apariencia de espejo de la superficie de la estructura, con acoples poco discernibles entre los bloques individuales.

Al nadar alrededor de la corona, que el buceador de Arizona pensó que parecía de lapislázuli, descubrió un camino de entrada y decidió explorar más. Al pasar a lo largo de un estrecho pasillo, Brown finalmente se encontró en una pequeña habitación rectangular con un techo interior en forma piramidal. Lo increíble era que la habitación no contenía algas ni corales en las paredes interiores. Éstas estaban completamente impolutas.

Adicionalmente, aunque Brown no había traído linterna, podía no obstante verlo todo en la habitación perfectamente. Era brillante y bien iluminada, pero sin que fuera visible alguna fuente directa de luz. La atención de Brown se enfocó en una varilla metálica bronceada de 3 pulgadas de diámetro que colgaba hacia abajo del ápex del centro, estando su extremo sujeto a una gema roja de muchas facetas, que terminaba en punta. Directamente debajo de la varilla y de la gema, colocado en el medio de la habitación había un estrado de piedra tallada coronado por una placa de piedra con los extremos enrollados.

Sobre la placa descansaba un par de manos talladas de metal de color bronceado, de tamaño natural, que se veían ennegrecidas y quemadas, como si hubieran estado expuestas a un tremendo calor. Acomodada entre las manos, y situada a cuatro pies directamente debajo del punto de la gema de la varilla del techo, había una esfera de cristal de 3 ½ pulgadas de diámetro.

Brown intentó primero liberar la varilla del techo y la gema roja, pero ninguna se movió. Regresando a la esfera de cristal encontró que ésta se separaba fácilmente de las manos de bronce que la sostenían, y salió de la pirámide con ella. Al salir, Brown sintió una presencia, y escuchó una voz desde algún sitio diciéndole que no regresara nunca.

Temiendo que su inusual botín pudiera ser confiscado como un tesoro de salvamento por parte del gobierno de los EE. UU., el Dr. Brown no divulgó la existencia del extraño cristal o de sus experiencias hasta el año 1975, cuando exhibió el cristal por primera vez.

El exhibió el cristal solo media docena de veces, pero en cada oportunidad los testigos han visto o han sido sensibles a fenómenos extraños directamente asociados con éste.

A lo profundo dentro de la forma de cristal uno observa tres imágenes de pirámides, una frente a otra, en tamaños descendentes.

Algunos, entrando en un estado meditativo de conciencia o de ondas cerebrales alfa, son capaces de ver claramente una cuarta pirámide, en un primer plano con respecto a las otras tres.

La significación de la imagen puede haber sido sugerida por la psíquica Elizabeth Bacon de Nueva York. En una lectura en trance de la misteriosa esfera, ella recibió el mensaje referido a que el objeto había pertenecido una vez a Tot, el dios egipcio que se alega enterró una bóveda secreta de conocimiento cerca de las tres grandes pirámides de Giza al comienzo de los tiempos.


clip_image012

clip_image014







Uno puede ver esto como un “cristal depositario de registros” y “tres” como tercera dimensión. “Subterráneo” es un arquetipo para el “mar de la creación” – estado de la inconciencia colectiva – matriz de la rejilla de nuestra realidad - frecuencia del Salón de los Registros, etc.

¿Contienen las posiciones de las tres imágenes de pirámides en el cristal una clave para encontrar una cuarta pirámide subterránea, todavía no encontrada, esto es, el fabulado Salón de los Registros? No lo creo, pero esta historia está enlazada con metáforas que se encuentran a lo largo de los archivos de Cristalinks.

Desde el costado, las imágenes internas se disuelven en mil pequeñas líneas de fractura, y Brown siente que éstas pueden ser de naturaleza eléctrica, como alguna forma de circuitos microscópicos. Desde otro ángulo aún, y bajo condiciones especiales, muchos testigos han sido capaces de ver un único ojo humano mirándolos a ellos con serenidad. Se alega que se han tomado también fotos de este ojo. (Eye Nebula)

La esfera de cristal del Dr. Brown es la fuente de una diversidad de eventos paranormales. La gente ha sentido brisas de vientos iónicos que soplan cerca de ella; capas frías y tibias la rodean a diversas distancias, otros testigos han visto luces fantasmagóricas, han escuchado voces, o sentido extrañas sensaciones de tintineo a su alrededor.

La aguja de una brújula colocada próxima a la esfera girará en contra de las manecillas del reloj, entonces comenzará a girar en la dirección opuesta cuando se aleja en solo dos pulgadas.

Los metales se magnetizan temporalmente al estar en contacto estrecho con ésta. Hay hasta situaciones registradas en las que una persona se ha sanado temporalmente de una dolencia al tocar la esfera de cristal, pero entonces la próxima persona que entró dentro su rango de acción asumió los síntomas de la dolencia de la otra persona, como si el cristal pudiera extraer y entonces activar dolencias humanas a voluntad.

El propósito de la esfera de cristal, y el papel que una vez jugó en el enigmático instrumento encontrado por Brown dentro de la pirámide sumergida en las Bahamas, sigue siendo un misterio, aunque por supuesto hay varias posibilidades interesantes.

Una de las ideas propuestas se refiere a que la pirámide sumergida una vez atraída, acumulada y generaba fuerzas cósmicas. La varilla suspendida puede haber conducido fuerzas acumuladas en la corona; la gema roja de muchas caras en su extremo concentraba y proyecta la energía a la esfera de cristal debajo de ella; y entonces quemaba y ennegrecía las manos, mostrando la evidencia de una transferencia de energía, probablemente amplificaba la liberación de energías; mientras que la esfera de cristal actuaba como el sintonizador y difusor de las energías.

Todo lo que sabemos con seguridad es que la esfera de cristal del Dr. Brown recuperada de este sistema es por sí misma testimonio de una tecnología muy sofisticada, porque como notaron expertos del Instituto Smithonian en Washington, la tecnología para el corte de una piedra de cuarzo a la perfección exhibida en la esfera de cristal no pudo lograrse por nuestra civilización hasta después del 1900.

Edgar Cayce

Una de las descripciones más detalladas del uso por parte de los Atlantes de un instrumento misterioso denominado el Gran Cristal la brindó Edgar Cayce, quien la mencionó muchas veces. El cristal dijo é, estaba albergado en una edificación especial de forma oval, con un domo que podía retraerse, exponiendo el Cristal a la luz del sol, la luna y las estrellas en el momento más favorable. El interior del edificio estaba forrado con material no conductor o piedra, similar al asbesto o la baquelita, que son termoplásticos.

El Cristal en sí, la Piedra Tuaoi, o Piedra de fuego, era enorme en tamaño, cilíndrica en longitud y prismática en configuración, cortada con seis lados. En la parte superior del cristal había una corona movible, utilizada tanto para concentrar los rayos de energía entrantes, como para dirigir corrientes a diversas partes de la campiña Atlante. Parece que el Cristal recogía energías solares, lunares, estelares, atmosféricas y de la Tierra así como fuerzas elementales desconocidas y las concentraba en un punto en específico, situado entre la parte superior del Cristal y la base de la corona.

La energía se utilizaba con varios objetivos. Al principio se utilizaba puramente como herramienta espiritual por parte de iniciados que podían manejar la gran energía. Los primeros Atlantes eran gente pacífica. A medida que desarrollaron cuerpos físicos más materiales, utilizaban el cristal para rejuvenecer sus cuerpos y eran capaces de vivir cientos de años manteniendo una apariencia juvenil.

Después el Gran Cristal se utilizó con otros fines. Las corrientes de energía se transmitían a lo largo de la tierra, como ondas de radio, y potenciados por estas ondas, los vehículos y medios de transporte cruzaban la tierra, a través del cielo y bajo el mar a la velocidad del sonido.

Mediante la utilización de otras corrientes que se originaban desde el Gran Cristal, los Atlantes fueron también capaces de trasmitir la voz humana a grandes distancias e imágenes, como la televisión moderna. En la misma forma, aún el calor y la luz podían dirigirse a edificaciones específicas o a foros abiertos, proporcionando iluminación y calor por medios aparentemente invisibles.

En esta línea de tiempo, en el Triángulo de las Bermudas, en el lecho del océano donde ahora existen las ruinas de la Atlántica, la acumulación de energía en los Cristales de Fuego sumergidos y dañados puede disparar periódicamente la materialización de cualquier cosa.

Esta es solo información canalizada sobre la Atlántida, sin embargo ¿Por qué tantos investigadores siguen las teorías de Platón sobre la Atlántica, que también fueron canalizadas, sin prueba física?

Traducción: Fara González

Edición: Anita – wayran@gmail.com

Gracias ESFERAS DE SUPERUNIVERSOS.

Fuente: http://meditacionesenelmarrojo.blogspot.com/


Descargá el artículo acá

No hay comentarios:

Publicar un comentario