domingo, 26 de junio de 2011

El amor es como oxígeno


Para todas las personas que piensan que este título hace honor a la super canción (Love is like oxigen) de Sweet (una espectacular banda de los 70’s), pues tienen razón. Escribí el artículo pensando en que si el amor es como oxígeno ¿Qué hay de los que no tienen amor? ¿Qué sucede realmente con aquellas personas que por más que lo intentan, no logran atraer una pareja estable? Y ¿Qué sucede con aquellas personas que atraen a parejas estables equivocadas? ¿Qué pasa cuando el amor que es como oxígeno, te eleva? ¿Qué pasa cuando no hay oxígeno y comienzas a caer?

Empiezo por recordarte que tu libre albedrío jamás se te ha negado, jamás se te ha quitado, tu alma lo acepta como derecho propio y como parte de su esencia, así que todo aquello que estás experimentando con relación al amor tiene que ver con esas elecciones que consideraste importantes en tu proceso evolutivo. El hecho de que te consideres parte activa en la creación de los sucesos positivos o negativos que estés viviendo, hace posible que puedas encontrarte cara a cara con el amor para así poder aceptarlo plenamente.

Hay una frase de Oscar Wilde que ilustra a la perfección el conflicto humano, dice así:

“En este mundo sólo existen dos tragedias: una es no obtener lo que deseamos y la otra es obtenerlo”.

Primero, nos pasamos media vida intentando encontrar el amor ideal y después nos pasamos el resto de vida lamentándonos por haberlo encontrado. Me doy cuenta de que ahora estás aquí, sanando conmigo, aprendiendo a amarte y a tomar las decisiones apropiadas para tus cambios; también sé que estás luchando tus propias batallas, que lo más probable es que hayas intentado llevar una buena relación sentimental con alguien y que de repente por una u otra razón esto haya terminado. También es posible que te culpes permanentemente por no haberte comportado de esta o de otra manera respecto de tu relación anterior o que simplemente ese amor nunca ha llegado y crees con todo tu ser que eres la persona más aburrida, fea, gorda, vieja y desagradable de este planeta. Tal vez la soledad que sientes te haya guiado hacia este artículo que ha sido escrito para alentarte una vez más a continuar intentándolo, a perseverar y sobre todo para aprender lo que significa llevar oxígeno a cada célula de tu cuerpo por medio del verdadero amor.

Bien, el asunto aquí no es que te pongas a pensar repetida y robóticamente en que ya tienes una pareja estable y adinerada, porque los resultados podrían decepcionarte, primero deberás sanar tú. Además no se trata de concentrarnos en lo que es apariencia, yo creo que debes establecer una diferencia entre querer tener una compañía o vivir la vida junto a alguien que ames; el amor es un camino con muchas bifurcaciones y el paso del tiempo a veces, destruye lo que se inició con tanta esperanza, porque no hemos sido instruid@s en “El arte de amar”*. Puede ser que veas a muchas personas que han caminado juntas por más de 30 años, pero que jamás han estado verdaderamente enamoradas la una de la otra; también puedes observar parejas que todo el tiempo están peleando y que temen separarse para “proteger” su relación evitando la soledad; puedes percibir a hombres y mujeres que tuvieron que casarse obligadamente para silenciar las voces de la sociedad. Esa sociedad tan nuestra que devora sin piedad aquello que considera diferente porque en realidad le tiene miedo, un miedo que es más nuestro que de ella misma y que ella con todo gusto refleja.

Entre más necesidad manifiestes por encontrar a alguien, más riesgo corres de atraer a la persona con la cual enfrentarás tus miedos, más riesgo tendrás de atraer una compañía y no un amor. Viniste aquí a limpiar los recuerdos dolorosos sobre tus relaciones sentimentales y puedes hacerlo sin sentirte víctima de la vida o sin compararte con las personas que han encontrado el amor, porque tú tienes tus propios tiempos y te riges por las reglas que te has impuesto para sanar tu cuerpo emocional. La idea es que el proceso sea lo menos doloroso posible, que evites la necesidad de ponerte más requisitos aún, que fluyas con las señales que el Universo te va dejando, como por ejemplo este artículo que no encontrarás por el momento en ningún otro rincón de la red porque ha salido de mí, que soy su autora; para ti, justo ahora que más lo necesitas y que me lo has solicitado.

“ Tal vez el amor sea el proceso por el cual yo te conduzca delicadamente de regreso a ti mismo. ” Saint-Exupéry.

Sé muy bien que esa soledad interna y externa que acompaña tus días, es el factor principal que te obliga a refugiarte en la búsqueda desesperada de una relación sentimental, no es en sí la falta de esta relación lo que te aflige, es tu propia soledad, tu propio vacío, esa porción de tiempo que consideras hueca y sin sentido, esos comentarios de la gente que tu subconsciente crea, con el fin de exigirte una pareja estable, un par de niños, una casa con portón automático y una cerca de color blanco, además de rosas en las jardineras. No todas las vidas funcionan igual. Tu vida tiene que dar un giro y comienza ahora dentro de ti. Es necesario que comiences a aprobarte porque así das inicio a la relación que aún no consolidas contigo. Déjame preguntarte: ¿Cuántas veces te hablas con amor? ¿Eres capaz de elogiarte? Podría ser que pensaras algo como: “ok, he elegido pensar de esta nueva manera para evitar tanto sufrimiento inútil y eso sólo lo haría alguien valiente como yo! Me amo por intentarlo”. Otra: “Aunque en realidad me odio, al menos lo reconozco o al menos intento amarme ahora”. ¿Cada cuánto te dices Gracias a ti misma(o)?

En la medida en que te des amor, sólo por el gusto de hacerlo, sin reglas, sin requisitos, sin tiempos, tu capacidad de recibir el amor de otra persona se ampliará; porque el problema real radica, en que existe en tu mente un conjunto de ideas y pensamientos que obstaculizan la llegada del verdadero amor a tu vida, esas ideas se encuentran resumidas en el miedo de ser feliz porque es arriesgado ser feliz. ¿Qué pasaría si eres feliz ahora? Dejarías de tener problemas!!! Dejarías de lamentarte!!! Dejarías de buscar respuestas!!! Lo tendrías todo!!! Y esto supone un riesgo enorme para un corazón lastimado, que ha vivido la vida sumergido entre reclamos, dudas, temores, dolor. A nivel interno crees que no mereces amor ni felicidad, por esa opinión que tienes de ti. Entonces ¿Por qué no te detienes ahora? No te presiones para lograr tus cambios, ámate mientras vas veloz o lentamente hacia tu próximo destino y deja que te guíe tu inspiración, esa que llega a ti cuando te dices al espejo: TE AMO (sin que importen las lágrimas que bajan de tus bellos ojos hasta ahora tristes).

Es importante procurarte placer sin culpas, silenciar con amor a ese interminable diálogo interior, que contribuye con tu dolor; amar a esa vocecita de la grabación que desde tu niñez te dice lo mal que te ves y lo inmerecedora que eres de estar viva, también te dice que eres culpable de estar sol@. Nada de eso es real, todo esto tenía que ocurrir para que la Tierra girara como lo ha hecho y sobre todo para que nos encontráramos ahora, dispuest@s a cambiar. ¿Deseas cambiar algo de lo que sucedió? Olvida esa posibilidad. Bendice tu presente, bendice las razones que tuvo tu conciencia para no haberse amado lo suficiente hasta este instante y comienza a hacerlo. Recuerda: sólo puedes dar aquello que posees y si posees amor en ti, podrás tener una excelente relación contigo, siendo esto una energía que esa persona que esperas percibirá como una señal de que estás list@ y vendrá a tu encuentro para continuar sanando juntas.

Los pasos son:

  1. 1.Amate y apruébate (aunque te consideres mal@, aunque te sientas odiad@, aunque te sientas culpable por estar sol@, aunque nada hasta el momento haya funcionado para ti. Todo ocurre por alguna razón). Sólo si percibes la soledad y te encuentras en ella, podrás comprenderla y dejar de sentirla como tu enemiga.
  1. 2.Acepta el amor que el mundo quiere darte. Si tu ser te inspira a quererte más, la gente a tu alrededor lo percibirá y serás magnétic@, atraerás a las personas a tu vida como por arte de magia y te sentirás mucho mejor cada vez. Conozco a mujeres y hombres que se refugian tras un rostro endurecido para protegerse, para evitar que alguien les ame y les haga daño.
  1. 3.Amarte a ti mism@ significa que eres incondicional contigo. No hay reglas, ni requisitos, ni tiempos, sólo amor hacia ti. Esto te orientará hacia las personas, los sitios y los momentos perfectos que mereces. Háblale a tu ser con amor, a veces un “Te amo” es suficiente para tener un excelente día. Cuando te amas generas más amor y más oxígeno para el planeta y para todos los que lo habitamos. Amarte significa divertirte a donde quiera que llegues, reírte sin temor de ser cuestionad@, abrazar a la vida sin que exista en ti el recuerdo de morirte. Amarte es elegir que este sea tu mejor instante. Vale la pena, te lo prometo.

Nada de lo que yo escribo es totalmente mío. Todo se dijo antes y se escribió de mejor manera que como lo hago yo. Lo que sucede conmigo es que siento el impulso de aprender de ti mientras te enseño. Lo que sucede conmigo es que siento la necesidad de aprender a tu lado repasando conceptos ya expresados, porque quiero que seas tan feliz como yo lo soy.

* Erich Fromm (El arte de amar). El autor define al amor como un arte donde necesitas adquirir su dominio para ser feliz.


Vivi Cervera. Copyright 2009. Derechos reservados de autor.
http://vivicervera.wordpress.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario