sábado, 22 de diciembre de 2012

Compresas para vista cansada


 Aplicar compresas calientes y luego frías a los ojos cansados mejora la circulación de la sangre y favorece la relajación. Prepare dos cuencos de agua: uno, razonablemente caliente, y el otro, helado. Moje un pedazo de paño en el cuenco de agua caliente, exprímalo y aplíqueselo sobre los ojos cerrados. Después de un minuto, reemplace el paño caliente por uno frío. Repítalo varias veces, terminando con una compresa fría.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario