miércoles, 6 de agosto de 2014

¿Qué es la aromaterapia?

La Aromaterapia es una terapia que busca lograr la armonía interior por medio del uso de aromas esenciales. Aunque ahora está muy difundida y se ha ampliado mucho en su aplicación, tiene muchos siglos de historia. Existen reveladoras huellas de las culturas milenarias, e incluso de los hombres más primitivos,  testimoniando cuanto comprendían acerca de la influencia de las plantas y sus fragancias, y los diferentes empleos que eran capaces de darles. La aromaterapia es la utilización terapéutica de los efectos producidos por una serie de aromas en el organismo, que alcanzan el cuerpo, la mente y el alma. Representa una de las más fecundas ramas de la medicina integrativa.
Su Uso terapéutico consiste en la exposición a aceites esenciales, extraidos de las plantas por medio de procesos naturales, que sintetizan una fragancia distintiva para cada variedad. Se considera que estos extractos vegetales son como las hormonas o fuerza vital de las plantas y de diferentes partes: flores, hojas, tallos, resinas y ramas. La fuerza vital es apreciada como la forma más concentrada de energía herbaria.
La Aromaterapia devuelve al hombre su relación primigenia con la naturaleza, reconstruye buena parte de sus mejores vínculos. Se toma muy en cuenta la importancia que tiene el equilibrio emocional y mental para las personas.
Un canal de impacto para estos aceites es la piel.  Por medio de ella, los componentes activos penetran directamente en el organismo provocando equilibrio y armonía, principalmente a través del olfato. Son estimulados también los centros energéticos, la circulación sanguínea y linfática, las células, los tejidos, los órganos, los aparatos y los sistemas.
Su utilización abarca una vastísima gama de afecciones o síntomas, tanto físicos como psíquicos y del alma.
  Los aceites esenciales están formados por los extractos de las plantas que conservan todo su poder curativo.

Remedios naturales

https://www.facebook.com/pages/Remedios-Naturales-y-Terapias-Alternativas/435615599837508

martes, 5 de agosto de 2014

El mágico mundo de las Hadas

Las hadas, tanto así como los duendes y demás criaturas del mundo feérico, han trascendido a través de los años gracias a las leyendas y los mitos de diversas culturas.
Por otro lado, se cree que mucha información sobre estas criaturas es gracias al contacto directo que se ha establecido entre ellas y el género humano.
La palabra proviene del término latino fata, que viene del término fatum , el significado de esta última palabra es “destino”, por lo tanto se dice que las hadas indican y muestran el destino de todos los seres vivos.
Las hadas son todas criaturas de sexo femenino, poseen gran voluntad y curiosidad, gran poder y fuerza física.
Si bien existen, las hadas de aire, hay hadas de todos los elementos y también ellas pertenecen al elemento aire, esto se debe a que todos estos seres tienen alas para poder elevarse y volar. Sin embargo tanto las hadas del elemento aire como las del elemento tierra les gusta transitar los bosques caminando.
En menor escala existen las hadas del elemento agua, ellas poseen sus hogares en los lagos, se encuentran por ejemplo, las hadas del agua de Gales, llamadas Gwrageld Annwn.
Hay diversas explicaciones que hablan de cómo y de dónde provienen las hadas.
Según la mitología Irlandesa, las hadas serían los hijos ocultos de Eva, que no mostró ante Dios por no haber sido lavados todavía.
En algunos lugares del mundo, se dice que las hadas, así como otros seres elementales, serían ángeles caídos que no han encontrado sitio ni en el cielo (por no ser demasiado buenos), ni en el infierno (por no ser tan malos).
Entre las hadas suele haber un hada reina, que es quien ejerce el poder de decisión sobre el resto de las demás, y también sobre algunos elementales de agua, tierra y fuego.
De materia sutil, pueden tornarse invisibles cuando así lo desean, otras de sus posibilidades es la de adquirir la forma que prefieran, convirtiéndose en libélulas o mariposas.
Estas criaturas disfrutan mucho de cantar con sus dulces voces, entonando hermosas melodías y danzando en círculos, los mismos se llaman anillos de las hadas, bailan sobre la hierba del bosque.
Habitualmente viven en los bosques, arroyos y cuevas y solo se asoman a la luz de la luna, y obran e interviene en el nacimiento de las flores, a las cuales representan en sus aromas, formas y colores identificándose con ellas.
Estos habitantes del universo paralelo al nuestro tienen una vida que puede superar los mil años. En ese tiempo no envejecen y desaparecen de su lugar de un momento para otro.
Son tan bellas que pueden parecerse mucho a las mujeres humanas si ellas lo desean, ya que también asemejarse a duendes o elfos, también pueden ser casi traslúcidas, y sus tamaños pueden variar de unas a otras.
Sus cabellos suelen ser resplandecientes, y van vestidas con ropa muy finas como gasas o muselinas, etéreas y flotantes en la brisa. Se las puede descubrir por el perfume de flores, como la rosa.

Fuente:  http://angelesyhadas09.blogspot.com.ar

sábado, 2 de agosto de 2014

El significado y uso de un mándala

El significado de un mándala
La palabra tibetana para “mándala”, dkyil-‘khor, literalmente significa “aquello que rodea a un centro”. En este contexto, un “ centro” es un significado, y “aquello que lo rodea”, un mándala, es un símbolo redondo que representa el significado. Sin embargo, no todos los mándalas son redondos.

Existen muchos tipos de mándalas, utilizados para propósitos diversos en las prácticas budistas, tanto del sutra como del tantra. Exploremos algunos de ellos.

Mándala externo
Un mándala externo (phyi’i dkyil-‘khor) es la representación de un sistema de mundos. Es utilizado como ofrenda a un maestro espiritual en la solicitud de una enseñanza, de conferir un conjunto de votos, y de un empoderamiento tántrico. Es similarmente utilizado como una ofrenda de apreciación al final de una enseñanza o de una ceremonia de votos o empoderamiento (iniciación tántrica).

El mándala ofrecido puede consistir de un cuenco de fondo plano, sostenido con el fondo hacia arriba, con tres montículos de grano crudo o de gemas, colocados uno sobre la superficie del otro y contenidos por anillos concéntricos progresivamente más pequeños. Al final se corona con una diadema ornamental.

Alexander Berzin, diciembre de 2003

EXPLICACIÓN DE COMO COLOREAR LOS MANDALAS

Concepto de Mandala
La palabra mandala proviene del sánscrito, y significa Círculo Sagrado. Es un símbolo de sanación, totalidad, unión, integración, el absoluto.
Un mandala es básicamente un círculo, es la forma perfecta, y por ello nos representa el símbolo del cosmos y de la eternidad. Nos representa la creación, el mundo, el dios, el ser humano, la vida. Podríamos decir que todo en nuestra vida posee las formas del círculo. Desde el universo (el sol, la luna, los planetas) hasta el esquema de toda nuestra naturaleza, los árboles, las flores, etc. todos siguen una línea circular. ¿Y que decir del átomo o la célula?. Todo lo que nos rodea tiene la forma de círculo. Que al mismo tiempo nos representan los ciclos infinitos de la vida. Y si observamos nuestro cuerpo, nos daremos cuenta que todas nuestras formas son redondeadas, esto nos recuerda que somos sistemas dentro de sistemas, pertenecemos al Absoluto y el Absoluto está en nosotros.
Los mandalas han sido usado por los grupos espirituales desde hace mucho tiempo atrás. Caminar, danzar, observa, o dibujar mandalas puede ayudar a curar la fragmentación psíquica y espiritual, también nos ayuda a manifestar nuestra energía creativa y a reconectarnos con nuestro Ser.
Un mandala puede variar en color y diseño, pero básicamente se conforma de un centro y los cuatro puntos cardinales.
Psicológicamente, los mandalas representan la totalidad de nuestro ser. Dado que reflejan la psique humana, cada persona responde a ellos instintivamente, más allá de su edad, género, raza, cultura, etc.
Cuando nosotros trabajamos con los mandalas, es decir, si los dibujamos, si los pintamos, si caminamos sobre ellos etc. esto puede asemejar un viaje hacia nuestra esencia, iluminando zonas del camino que hasta entonces habían permanecido obscuras y hasta ese momento ocultas, permitiendo que brote la sabiduría de nuestro inconsciente.
El mandala es una puerta hacia la institución más íntima del ser humano. Representa la condensación ordenante del universo. Mediante su diseño, contemplación y meditación el ser humano accesa con lo espiritual y se hace parte del todo armonioso, trascendiendo sus limitaciones presentes y las ataduras a su mundo material y conceptual.
Otras utilidades:
Los mandalas son útiles para la concentración, activación de la energía positiva, energetización de lugares, meditación profunda para elevar el nivel de conciencia, expander la capacidad de la mente y la memoria
Dentro de una casa mejora la captación de energía y crea un ambiente de armonía y balance, también nos sirve para transmutar la energía negativa en positiva.
En el negocio atraerá la abundancia y prosperidad.
Para la salud, nos protegerá de las energías negativas del entorno..
Los mandalas pueden ayudarte en el equilibrio de los chakras, en ese caso habrá que elegir el color adecuado dependiendo de la cualidad que se quiere trabajar. El mandala enviará impulsos a la mente interna llegando a los receptores del cerebro en donde se procesará y se obtendrá una reacción.
Son muchos los beneficios que podemos tomar de un mandala, lo mínimo que puede hacer por nosotros es ayudarnos a centrarnos cuando sufrimos de alguna alteración nerviosa, nos ayuda a relajarnos y a encontrar la paz en medio de las dificultades y eso en medio de un mundo tan complejo y conflictivo ¡resulta bastante!.
Significado de los Colores
Un mandala siempre va a ser positivo sea cual sea su color, pero resulta doblemente útil, cuando nosotros ya hemos localizado algún problema, y queremos atacarlo, entonces podríamos ayudarnos eligiendo algún color determinado, el cual actuaría de manera directa, acelerando el proceso de curación.
A continuación te doy una lista de los puntos que toca cada color, estos mandalas también los puedes usar junto con el curso de chakras, dependiendo el chakra que quieras trabajar será el color del mandala que elijas.
Tabla de Colores:
Rojo, Primer Chakra. Es el color del amor, la pasión, la sensualidad, la fuerza, resistencia, independencia, conquista, impulsividad, ira, y odio. Impulsa la fuerza vital a todo el cuerpo. Incrementa la confianza y seguridad en si mismo, permite controlar la agresividad y evitar querer dominar a los demás. En el aspecto físico proyecta energía la parte inferior del cuerpo, suministra fuerza a los órganos reproductores. Esencia de supervivencia.
Naranja, Segundo Chakra. Energía, optimismo, ambición, actividad, valor, confianza en si mismo, afán de prestigio, frivolidad. fomenta la tolerancia para socializar y proyectarse con toda la gente. Incrementa la autoestima, ayuda a enfrentar todos los retos para la evolución de la persona. Enseña a utilizar los éxitos o fracasos como experiencias y aprendizajes. Propicia energía positiva para llevar a cabo los proyectos o las metas. En el aspecto físico proyecta energía al intestino delgado y colon, todos los procesos metabólicos y los ganglios linfáticos inferiores.
Amarillo, Tercer Chakra. Es la luz, el sol, alegría entendimiento, liberación, crecimiento, sabiduría, fantasía, anhelo de libertad, envidia, superficialidad. Ayuda liberar los miedos internos. Permite manejar con balance el ego, las desiluciones, todo lo que afecta emocionalmente. Ayuda a canalizar mejor la intelectualidad. En el aspecto físico proyecta energía al aparato digestivo, hígado, vesícula, páncreas, bazo,y riñones.
Verde Cuarto Chakra. Equilibrio, crecimiento, esperanza, perseverancia, voluntad, curación, integridad, bienestar, tenacidad, prestigio. Falta de sinceridad, ambición, poder. Proyecta tranquilidad y balance en lo sentimental. Permite expresar los sentimientos más libremente. Expande el amor interno hacia uno mismo y los demás. Ayuda a liberarse del apego a las posesiones o las falsas excusas. Es el filtro del equilibrio en todo el cuerpo. Ayuda a controlar el sentido de posesión y los celos. En el aspecto físico, proyecta energía vital al sistema circulatorio, cardiovascular, corazón.
Azul Quinto Chakra. Calma, paz, serenidad, seguridad, aburrimiento, paralización ingenuidad, vacío. Ayuda a exteriorizar lo que se lleva por dentro, permitiendo evolucionar a medida que se van dando cambios en la vida de la persona. Evita la frustración y la resistencia para comunicarse la gente, permite tener tolerancia a los pensamientos de los demás. En el aspecto físico proyecta energía a los pulmones, garganta, traquea, ganglios linfáticos superiores y ayuda a evitar las alérgicas y padecimientos de la piel.
Indigo Sexto Chakra. Ayuda a comunicarse con el ser interno, abriendo la intuición. Permite aprender a dejar fluir los mensajes del cerebro, conectando directamente a la inteligencia de la conciencia cósmica. Fomenta el control mental y expande los canales de recepción para percibir la verdad en cualquier cosa o nivel de vida. Estimula la confianza en ser guiado por su propio sentido interior. En el aspecto físico, proyecta energía vital al cerebro, sistema nervioso, sistema muscular y óseo.
Violeta Séptimo Chakra. Mística, magia, espiritualidad, transformación, inspiración. Pena, renuncia, melancolía. Proyecta el contacto del espíritu con la conciencia profunda del cosmos. Expande al poder creativo desde cualquier ángulo, música, pintura, poesía, arte, permitiendo a la persona expresar su visión de la realidad y su contacto con la fuente primordial, el creador del universo. Ayuda a no ser extremista o absolutista, con el fin de expanderse explorando las dimensiones de la imaginación y el conocimiento.
Rosa. Amistad, sociabilidad, comunicación, imaginación, humor, encanto, egoísmo, necesidad de reconocimiento. Envía estímulos de equilibrio total en todos los niveles. Amor universal, bondad. Paz interna, autovaloración. Equilibra las emociones, ayuda a liberar los resentimientos, el enojo, la culpa, los celos.
Si lo combinas con el verde o el azul, te ayudará a equilibrar el extremo feminismo y la cursilería. En el aspecto físico, proyecta energía al corazón y te ofrece una curación completa en todos los niveles a través del rayo rosa.
Como dibujar un mandala
Si nosotros queremos construir un mandala, debemos tener en cuenta su esquema básico: Un círculo y cuatro puntos cardinales.
Obviamente esta no es una regla estricta que no se pueda romper, también puede ser que en lugar de que su base sea un círculo puede ser un triángulo, un cuadrado, o un octágono.
A partir de ahí podemos diseñar nuestro mandala y esto ¡es cuestión de creatividad! puedes decorarlo con imágenes místicas como el símbolo del ying-yang, una cruz, la estrella de David, lunas, estrellas, el sol, flores, aves, paisajes, nubes, figuras geométricas... en fin, busca los diseños que te proyecten paz y tranquilidad.
Como pintarlos:
Busca un lugar tranquilo, y observa detenidamente tu mandala, concéntrate en el, si después de observarlo por un largo rato notas que se mueve ¡es la energía que está en movimiento!.
Es conveniente empezar a pintarlo de afuera hacia adentro, esto nos representa el autoconocimiento de lo externo hacia nuestro centro, hacia nuestro interior.
Decide la dirección en vas a pintarlo y trata de mantenerla.
Al elegir los colores puedes hacerlo de manera intuitiva ¡no importa que no combinen! de esta manera podrá descifrar tu estado de ánimo. También podrás hacerlo eligiendo los colores y trata de cambiar tu estado de ánimo de ésta manera.
Tal vez te de sueño en el proceso, si estabas tenso, el mandala está cumpliendo con la relajación, es normal, en este caso es preferible dejarlo ¡y disponte a dormir!.
Si no terminaste el mandala en ese momento, déjalo así, la próxima vez que quieras pintar uno, elige uno nuevo, con colores que vayan más acorde con tu estado de ánimo en ese momento.
Si quieres que el mandala te guíe para el auto-conocimiento, no pienses en formas ni colores, deja que solo te vaya guiando, haciendo lo que en ese momento de manera intuitiva te nazca.

Meditación de Auto-sanación

Cuanto más consciencia lleves a tu cuerpo, más fuerte se vuelve tu sistema inmune.  Es como si cada célula se despertara y se regocijara.  Al cuerpo le encanta que le des tu atención. Es también una forma potente de auto-sanación. No sólo se fortalece tu sistema inmune físico, sino que tu sistema inmune psíquico también mejora enormemente.

Existe una meditación de auto-sanación sencilla pero poderosa, que puedes realizar cuando sientes que necesitas potenciar tu sistema inmune.  Es especialmente efectiva si se usa al sentir los primeros síntomas de una enfermedad, pero también funciona con enfermedades ya instaladas, si la usas a intervalos frecuentes con intensa concentración.  También contrarrestará cualquier alteración de tu campo de energía por parte de alguna forma de negatividad.  Sin embargo, no sustituye a la práctica de estar en el cuerpo momento a momento; si así fuera, el efecto sería sólo temporario.

Cuando tienes unos pocos minutos libres, y especialmente por la noche, justo antes de dormir, y como primera cosa en la mañana antes de levantarte, “inunda” tu cuerpo con consciencia.

Cierra los ojos.

Permanece acostado de espaldas.

Elige diferentes partes del cuerpo para concentrar tu atención, al principio brevemente: manos, pies, brazos, piernas, abdomen, pecho, cabeza, etc.

Siente la energía de vida en esas partes del cuerpo tan intensamente como puedas.

Quédate concentrado en cada parte por unos quince segundos.  Luego dirige tu atención a recorrer el cuerpo como una ola, varias veces, de los pies a la cabeza y a la inversa.  Esto sólo lleva un minuto aproximadamente.

Después, siente el interior de tu cuerpo en su totalidad, como un campo único de energía. Continúa sosteniendo esa sensación varios minutos.  Has de estar intensamente presente durante este lapso, presente en cada célula de tu cuerpo.

No te preocupes si la mente ocasionalmente consigue atraer tu atención fuera del cuerpo y te distraes con algún pensamiento.  Tan pronto notes que ha sucedido esto, sólo vuelve tu atención al interior del cuerpo.

Extraído de EL PODER DEL AHORA, de Eckhart Tolle, Págs. 123-124.

© copyright 2008-2014. Eckhart Tolle. Reservados todos los derechos. http://www.eckharttolle.com

Por Eckhart Tolle
http://www.eckharttolle.com/

Traducción: Ma Cristina Cáffaro
Difusión: El Manantial del Caduceo

http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm
https://www.facebook.com/ManantialCaduceo

Interpreta los dibujos de los niños

Los dibujos son una de las mejores formas de expresión de los niños. A través de sus trazos podemos saber como son, lo que piensan y lo que sienten. Y los padres debemos aprender a interpretarlos si queremos conocerlos más a fondo.

Para el niño, sus garabatos y dibujos son la expresión correcta de sus sentimientos y emociones. Cualquier trazo puede ser suficiente para describir su mundo. Gracias al análisis de sus dibujos podemos comprender lo que el niño quiere decir acerca de su interior y el mundo que le rodea. A través del dibujo podemos conocer la parte más inconsciente del niño, por eso debemos observar los mensajes que nos transmite y no la perfección de sus creaciones.

Para que el niño dibuje abiertamente no se le debe obligar a dibujar, tiene que tener ganas de hacerlo. De esta manera podrá expresarse con libertad además de estimular su imaginación y creatividad.

Para poder aprender acerca del carácter, personalidad y necesidades del niño así como conocer por que etapa de su desarrollo está pasando, necesitamos analizar los dibujos que el niño haya realizado durante un período de tiempo, pues con solo un dibujo no podremos hacer una interpretación completa. Es por ello que es importante que en cada dibujo, pongamos su nombre y fecha para hacer una evolución.

A continuación te mostramos los principales detalles a tener en cuenta en los dibujos de tu hijo:

¿En que lugar de la hoja dibuja?

Con solo observar en que posición dentro del papel, se encuentra el dibujo ó donde se hayan sus diferentes detalles podemos obtener mucha información sobre su forma de ser, sus tendencias, su actitud frente a la vida y su entorno.

De esta manera divide el folio en nueve casillas( tres filas y tres columnas), y observa en cual de esas casillas el niño inicia su dibujo, que parte del papel utiliza, o donde ubica los diferentes elementos y analízalo así:

Recuerdo  Imaginación   Sueño
Lazos con el pasadoEgocentrismo     naturalProyección de futuro
Miedo  Inseguridad    Deseo

Fila superior: representa su inteligencia, su imaginación, su curiosidad por descubrir cosas nuevas.

Fila media: es la realidad.

Fila inferior: nos da información de sus necesidades tanto físicas como materiales.

Columna de la izquierda: es el pasado. Si la mayor parte del dibujo se haya en esta zona es indicativo que los pensamientos del niño giran alrededor del pasado y que no vive el presente ni piensa en el futuro. También se dibujan en esta posición las cosas que identifican con la madre.

Columna central: es el presente. Si todo el dibujo está en esta zona nos revela que es un niño abierto a cuanto ocurre a su alrededor. Normalmente son niños libres de ansiedades y tensiones. También se dibujan en esta posición las cosas que se identifican con el mismo.

Columna de la derecha: es el futuro. Si casi todo el dibujo está en esta zona indica que el niño dedica mucha energía y pone muchas esperanzas en el futuro. El mañana representa para él algo especial y solo piensa en ello. También se dibujan en esta posición las cosas que identifican con el padre.

Colores utilizados

En términos generales podemos decir que los colores pasteles o suaves nos indican afectividad rica, sensibilidad, timidez. En cambio los colores fuertes nos hablan de sentimientos intensos, que pueden referirse tanto al amor como a la agresividad.

Rojo: energía, actividad, excitabilidad, agresividad (si va ligado a un uso abusivo y con dibujos violentos)

Amarillo: energía, adaptación, conocimiento, curiosidad, expresividad, generosidad, extroversión, optimismo, ambición.

Naranja: necesidad de contacto social y público, sociable, impaciente.

Azul: control de sí mismo, armonía, tranquilidad, introvertido, que acepta los cambios.

Verde: equilibrio, tranquilidad, reposo, curiosidad, conocimiento, madurez, sensibilidad, intuición.

Rosa: vulnerable, necesidad de suavidad y ternura.

Violeta: tristeza e inquietud pero también paz y armonía.

Marrón: responsabilidad, seriedad, estabilidad, seguridad, paciencia, organización.

Gris: falta de seguridad.
Negro: es el color que representa el inconsciente (no el mal o los malos pensamientos), confianza en sí mismo, adaptabilidad. Puede representar miedo, ansiedad, reserva, sufrimiento.
Interpretación por edades

Además de todo lo explicado anteriormente se ha de tener en cuenta la edad del niño, pues no dibujará de la misma manera con 1 año que con 5 años. De ello también dependerá su interpretación. Veamos como:

De 1 a 3 años:

Es importante observar la forma en la que dibuja, como sostiene el lápiz, la presión que ejerce, el espacio que ocupa el dibujo, la forma de los trazados y por dónde inicia el dibujo.

Si sostiene el lápiz de forma relajada significa que posee una motricidad tranquila. En caso contrario, si lo coge de forma forzada, nos indica que existe tensión por lo que hay que enseñarle a manejarlo de forma más suave.
Si ejerce presión sobre el papel significa entusiasmo, decisión, valor. Pero si la presión es débil nos hayamos ante un niño de gran sensibilidad.
Si ocupa toda la hoja con sus garabatos nos indica que es un niño extrovertido y que muestra confianza. En caso contrario nos indica que es un niño introvertido, tímido, inhibido, por lo que hay que conocer si le preocupa algo o le ha sucedido algo.
Si muestra soltura y facilidad en el trazo: es un niño sociable, alegre, seguro, que se adapta con facilidad.
Si el tamaño del dibujo es grande significa seguridad, afirmación, pensamiento positivo. Si por el contrario es pequeño, significa tranquilidad, soñador, introversión, timidez.
A pesar de que sus creaciones son muy simples podemos obtener información si analizamos la forma de los trazos y los colores utilizados:

Círculos y trazos circulares: es un niño abierto, relajado, extrovertido, entusiasta, alegre.
Líneas en diversas direcciones: nos indica energía, ímpetu (no necesariamente agresividad), tensión, preocupación, miedo, enfado.
Líneas en forma de ovillo: trauma, se encierra en sí mismo, necesita ayuda, se protege del mundo externo.
De 3 a 4 años:

Es la edad en la que se pasa del garabato al inicio del dibujo gráfico donde crea formas y figuras más representativas de la vida real.

El dibujo reiterado (no pintado de forma esporádica) de ciertas figuras representa de forma aproximada la manera de ser, de pensar y de comportarse del niño:

Coches: rapidez, poder, autonomía.

Barcos: sensibilidad, adaptabilidad.

Tanques: fuerza, agresividad, oculta una fragilidad interior.

Aviones: necesidad de explorar, imaginativo, soñador, liderazgo.

Robots: realista, solitario, poco comunicativo, necesita apoyo efectivo.

Gatos: astuto, amable, tranquilo.

Perros: noble, bueno, generoso.

León: agresivo, fuerte, impulsivo, orgulloso, autónomo.

Caballo: enérgico, vital, ambicioso.

De 4 años en adelante:

Los dibujos empiezan a tener más detalles y están más mejorados, e incluso puede dibujar varios elementos relacionados en una misma hoja de papel.

Si le pedimos a l niño que dibuje un personaje, sin saberlo, lo dibujará con cierta tendencia a representarse a sí mismo y del resultado de ese dibujo podemos observar como es cada una de las partes del cuerpo en relación al resto del personaje:

Tamaño grande: seguro de sí mismo, extrovertido.

Tamaño pequeño: tímido e infravalorado.

Cabeza grande: necesidad de cambio a nivel nutritivo o bien a nivel de comunicación.

Cabeza pequeña: vivencia de experiencias difíciles o negativas relacionadas con el alimento.

Brazos largos: necesidad de comunicar. Pero si en vez de manos dibuja garras puede significar violencia o agresividad.

Brazos cortos: miedo a las relaciones, a comunicarse con los demás, inseguridad, timidez.

Piernas largas: necesidad de firmeza y seguridad, deseo de crecer y hacerse mayor.

Piernas cortas: robustez y seguridad.

Ojos grandes: curiosidad y deseo de dominar el mundo que le rodea.

Te invitamos a adentrarte en el mundo fascinante de los dibujos de tu hijo. Descubrirás aspectos de su carácter y sus vivencias de las que, aparentemente, no tenias muestras.

Fuente:
http://www.clubmadres.com/psicologia/aprende-a-interpretar-los-dibujos-de-tu-hijo/#sthash.cVA8ROEz.dpuf