lunes, 2 de marzo de 2009

Las energias dirigidas y nocivas "flechas envenenadas"

Para el Feng Shui las flechas envenenadas representan los ataques del entorno enemigo, hacia nuestra salud, aunque tu casa pueda estar situada de la manera más armoniosa posible para ti, no estas exento de las flechas envenenadas. 

Las flechas envenenadas son energías disparadas por la forma de punta de cualquier objeto que pueda encontrarse tanto en el exterior como el interior del hogar.

Esa energía es tan negativa alterar perjudicando la salud de los ocupantes ya que actúa directamente a nivel celular, alterando el campo energetico, desequilibrándolo y llevándolo asi en el tiempo a posibles enfermedades.

Las desgracias son motivadas por ellas y especialmente si esa flecha apunta a tu puerta principal que es la base de tu casa. 

En el Exterior:
 
En niveles generales tendrás una flecha envenenada cuando delante de tu casa, ya sea en dirección a tu puerta principal o hacia una gran ventana haya cualquier estructura de tipo punta, como una torre, por ejemplo:
 tener la casa situada como en alguno de los ejemplos siguientes:

• Vivir cerca de pasos a nivel de carretera. 
• Vivir al final de un tramo recto de carretera.
 
• Estar expuesto al borde de cualquier edificio.

• Los campanarios de una iglesia 
• El tejado en punta de tu vecino de enfrente.
 
• Vivir cerca de tendidos o cables de electricidad.
 
• Que haya cerca de ti árboles muy picudos.

Posibles soluciones: 

• El espejo Pa Kua convexo desviará toda la energía que esté recibiendo tu casa. El espejo Pa Kua es un espejo que dispone de los ocho triagramas del I-ching, que pueden estar dibujados o escrito cada uno de sus nombres, lo cual es mejor a la hora de elegirlo.
 
• Las plantas representan barreras protectoras y cuanto mas frondosas mejor para que puedan disipar la energía negativa.
 
• Objetos que se interpongan entre la flecha envenenada y tu puerta será util, hasta una construccion de manposteria.

• Las cortinas o biombos, representan alternativas viables y utiles para luchar contra ellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario