jueves, 20 de diciembre de 2012

Para un sueño reparador

Desde dos horas antes de irse a la cama,
lea un libro relajante, tome un baño
caliente o escuche música suave.
Acuéstese a horas regulares, incluso el fin
de semana, para acostumbrar a su
organismo a dormirse a una hora
específica. Vea que su dormitorio sea lo mas tranquilo posible y completamente
oscuro. Invierta en cortinas, persianas,
etc..
Dormirá usted mejor con aire fresco;
mantenga un poco abiertas las ventanas,
incluso en invierno... notará la diferencia...