jueves, 20 de diciembre de 2012

Respire para relajarse

Hacer mas lento el ritmo de su respiración
les indicará a su cuerpo y a su mente que
deben relajarse.
Siéntese o tiéndase en posición comoda.
Respire profundamente. Exhale por la boca
ligeramente abierta. Cierre la boca e inhale
lentemente por la nariz mientras cuenta
hasta cinco. Contenga el aliento contando
hasta cinco. Y luego exhale por completo
por la boca mientras cuenta hasta diez.
Hágalo todo con calma, pero que su
exhalación dure el doble que su inhalación.
Vuelva a inhalar y repita el ciclo hasta cinco
veces. Practique al menos dos veces al día,
o cada vez que se sienta tenso o
angustiado.